martes, 1 de marzo de 2011

DANIEL KOMEN

Hoy en día no es tan conocido para el gran público, ni ha alcanzado la categoría de mito que tienen los Gebrselassie, Tergat o Bekele, debido a que su carrera al más alto nivel fue mucho menos dilatada en el tiempo; sin embargo, Daniel Komen llegó donde nadie había llegado, y demostró ser uno de los fondistas de más calidad del atletismo moderno.

En 1994 ya fue Campeón del Mundo Junior de 5.000 y 10.000 metros lisos en Lisboa, y en la temporada 1995/1996 pudimos verle en algunas de las pruebas del circuto español de campo a través, puesto que ganó en Llodio y en Fuensalida. Tenía sólo 19 años.

Daniel Komen es uno de los “reyes sin corona” olímpica. De hecho, ni siquiera llegó a participar en unos Juegos. En 1996 no fue capaz de ganarse la plaza en los famosos “trials” para representar a su país en Atlanta, lo cual viene a demostrar lo duras que pueden llegar a ser las pruebas de selección en Kenya, puesto que sólo un mes después de la final olímpica de 5.000 metros, Komen establecía uno de los récors más duros del atletismo actual: en Rieti, el 1 de septiembre, corrió los 3.000 metros lisos en 7’:20”, una marca con la que no han podido ni Haile Gebrselassie, ni Hicham El Guerrouj ni Kenenisa Bekele.


1997 sería su gran año: a la edad de 21 años, además de proclamarse Campeón del Mundo de 5.000 metros lisos en Atenas, consiguió las mejores marcas de su vida, y se convirtió en el segundo hombre (después de Said Aouita) capaz de bajar de 3’:30” en 1.500 y de 13’:00” en 5.000 metros lisos. En esta última distancia estableció un Récord Mundial de 12’:39” (corriendo los dos últimos kilómetros en solitario) que, casi 14 años después, sólo se ha mejorado en 2 segundos…

En 1998 establecía, de nuevo, un registro de otro planeta en la distancia de los 3.000 metros lisos, esta vez bajo techo. Sus 7’:24” ya han cumplido 13 años como Récord del Mundo, y no parece que vaya a ser mejorado a corto plazo.

De hecho, en 2010, ante el anuncio de que Kenenisa Bekele intentaría mejorar su plusmarca, Komen ofreció un premio de cinco acres de tierra en Eldoret (Kenya) en caso de que el etíope, o cualquier otro atleta, lo consiguieran. Y si quien mejorase su récord fuera un keniano, el premio consistiría en un vehículo Mercedes…

Los años posteriores ya no fueron tan brillantes para él: en el Campeonato del Mundo de Sevilla, en 1999, sólo pudo ser 7º en los 5.000 metros lisos, en la que sería su última participación en un gran campeonato, a pesar de contar con tan sólo 23 años de edad.

Entre 2000 y 2002 aún fue capaz de conseguir grandes registros (7’:43” y 13’:01” en 3.000 y 5.000 metros lisos, respectivamente), pero lejos del nivel con el que había asombrado al mundo unos años antes.

Fuera de las pistas, Daniel Komen también ha destacado como hombre de finanzas en su país, y ha contribuido a construir una escuela de primaria y preescolar en Eldoret, llamada "Potters House Academy".

1 comentario:

Carlos dijo...

Buena ilustración, en tu blog siempre se aprende algo, seguró que KOMEN, de lo que mas orgulloso está es de haber ayudado a crear la escuela y otros proyecto para ayudar a su gente, las marcas, marcas son y son susceptibles de ser batidas, pero esta escuela quedará para siempre.
Deberías cada semanita dedicar un post a una figura del atletismo, es egoísta por mi parte pero es que esta muy bien poder entrar y leer cosas así.