lunes, 29 de noviembre de 2010

LA EDAD DE ORO DEL MARATHON ESPAÑOL (I)

Siempre fui de Martín Fiz. Aunque luego me reconvirtiera a “roncerista”, cuando empecé a practicar este deporte (en 1994), Martín comenzaba su carrera de marathonista (su debut tuvo lugar en agosto de 1993, ganando en Helsinki, con récord de la prueba, aún vigente). No era difícil “engancharse” a la carrera deportiva de Fiz: contaba sus actuaciones por victorias, o récords nacionales, o ambas cosas.

Los éxitos de Fiz son de sobra conocidos, puesto que el vitoriano sigue en la brecha, compitiendo a buen nivel, y colaborando en publicaciones escritas, muy seguidas por parte de los aficionados; sin embargo, quizá no sean tan conocidas las carreras deportivas de algunos de los corredores españoles que, junto al vitoriano, protagonizaron La Edad de Oro del Marathon Español.

En el segundo marathon de su vida (Boston, 1994), Martín Fiz le arrebataría el récord de España a nuestro paisano Rodrigo Gavela, por sólo 6 segundos. A modo de anécdota, cuenta Rodrigo que, en esa ocasión, se dirigió a Fiz para decirle, en tono de broma, que “eso no se hace” (arrebatarle un récord en 42 kms. por tan escaso margen).

Precisamente Gavela (con Diego García, José Esteban Montiel, Juan Francisco Romera, Juan Carlos Montero,…) formaba parte de ese grupo que puso la “semilla” para que la siguiente generación de marathonistas españoles nos encumbrase como primera potencia mundial a finales de los años noventa.

El propio Fiz comentaba cómo, en los JJOO de Barcelona, se emocionó viendo al malogrado Diego García en las primeras posiciones de la marathon (el azkoitarra terminaría en una gran 9ª posición). Poco se imaginaba entonces Fiz (eliminado en las semifinales de los 5.000 metros de aquellos Juegos de 1992) que en la siguiente cita olímpica, él mismo sería campeón de Europa y del Mundo, y favorito “indiscutible” para conseguir la medalla de oro…

En aquellos años, y hasta que llegó la explosión de Fabián Roncero, para mí no había otro corredor en el mundo que Martín Fiz. Tanto era así, que me llevé una gran desilusión cuando, en 1997, Abel Antón le arrebató, “en el último segundo”, el que hubiera sido su segundo título mundial; no obstante, esa sensación me duró poco, lo justo para comprender que el soriano había hecho lo que debía hacer para defender sus propios intereses...

Pero siguiendo con la carrera deportiva de Fiz, en su tercera marathon se convertía en Campeón de Europa, de nuevo en Helsinki, en aquella inolvidable carrera en la que compartió el podio con el citado Diego García y un joven y prometedor atleta madrileño, Alberto Juzdado, que había solicitado un permiso en su trabajo para preparar la cita.

También formaba parte de aquella selección un Rodrigo Gavela en el mejor momento de su vida deportiva. Tanta confianza tenía el de Fabero en sí mismo, que encargó a su familia que incluyeran en su equipaje una bandera de España, con la que pensaba dar la vuelta de honor al estadio si las cosas iban como él esperaba. Finalmente, una lesión producida en uno de sus últimos entrenamientos, obligaría a Gavela a abandonar, y sería Fiz el que diese la vuelta de honor al Estadio Olímpico de Helsinki con aquella bandera que había viajado desde El Bierzo…

Los tres medallistas, por su parte, recibieron las preseas de manos del legendario Emil Zatopek (de cuyo fallecimiento, por cierto, acaba de cumplirse el 10º aniversario), y ocuparon las portadas de los diarios al día siguiente.

Puede verse aquí el emocionante final de aquella carrera.

En ese 1994 también se “subía al carro” del éxito Antonio Serrano (grande como fondista y como entrenador, y que en la actualidad prepara a algunos de los mejores atletas españoles, como Juan Carlos Higuero o Chema Martínez), al convertirse en el primer español en romper la barrera de las 2h.10’, con su tercer puesto en Berlín (2h.09’:13”).

1 comentario:

Carlos dijo...

como siempre genial, FERNANDO podrías escribir en la revista especializada que quisieras