viernes, 29 de enero de 2010

EMIL ZÁTOPEK

Emil Zátopek es uno de los grandes mitos de la Historia del deporte. Por sus grandes logros en la pista, por ser un adelantado a su tiempo y por su trascendencia más allá del ámbito deportivo.

Su peculiar forma de correr (que en cierto modo recuerda a la plusmarquista mundial de marathon, Paula Radclife), y una fuerza y resistencia desconocidas hasta entonces, le valieron el apelativo de “La Locomotora Humana”.

Zátopek fue un atleta que tuvo un gran impacto en lo que se refiere a sus revolucionarios métodos de entrenamiento, siendo pionero en la realización de sesiones de intervalos (muy populares hoy en día), en las que corría distancias cortas (200 ó 400 metros) con poca recuperación. En este sentido, se tiene constancia de que, como preparación para los JJOO de Londres en 1948 (en los que ganó la medalla de oro en 10.000 metros y la de plata en 5.000), llegó a realizar ¡¡¡60!!! repeticiones de 400 metros, y que repitió este entrenamiento durante 10 días…

Pero el gran momento de Zátopek llegó en 1952, con motivo de los JJOO de Helsinki, en los que logró una gesta inédita, y que hoy en día no está al alcance de ningún ser humano, al vencer en las pruebas de 5.000 y 10.000 metros (corriendo en 14’:06” y 29’:17”, respectivamente) y en el marathon.


Precisamente era aquélla la primera vez que corría los 42,195 kilómetros, y se cuenta que, a mitad de carrera, y agobiado por lo que a él le parecía un ritmo de carera cansino, comentó a sus adversarios (entre los que se encontraba el entonces plusmarquista mundial, el británico Jim Peters) algo así como “yo no entiendo mucho de maratón, pero, ¿no estamos corriendo demasiado despacio?”. A continuación dio un cambio de ritmo, marchándose en solitario hacia la meta, entrando vencedor en un tiempo de 2h.23’:04".

En Helsinki, tras ganar la carrera de 5.000 metros, permaneció en la pista para ver cómo su esposa Dana (curiosamente nacida el mismo día que él) ganaba la cuarta medalla de oro del matrimonio, en lanzamiento de jabalina.

A lo largo de su carrera deportiva (la cual, por cierto, terminó en España, con la disputa del Cross de Lasarte en 1958) batió un total de 18 récords mundiales, llegando a correr, hace seis décadas, los 5.000 metros en 13’:57”, y los 10.000 en 28’:54”.

A finales de los años sesenta, cuando los soviéticos invadieron la capital checoslovaca, Zátopek fue expulsado del Ejército (en el que había ingresado en 1945 tras dejar su trabajo en una fábrica de calzado) y del Partido Comunista, por su apoyo a los reformistas en la Primavera de Praga. Fue degradado, desde su rango de coronel, y obligado a ejercer de barrendero. Sin embargo, la presión popular obligó al Gobierno a ofrecerle otro destino, ya que cuando Zátopek salía a barrer las calles, la gente ya lo había hecho por él…

Su figura pública fue restaurada por el régimen en 1975, al haberse retractado. Zátopek murió en noviembre de 2000, a los 78 años de edad a causa de un derrame cerebral.


Existen varios vídeos que recopilan su trayectoria deportiva, e incluso algunas imágenes inéditas hasta hace poco, y que muestran al mito dentro y fuera de las pistas.

2 comentarios:

target40 dijo...

Yo he visto varios videos de las carreras de este hombre y es una locura, si lo trasladas a día de hoy, con los nuevos materiales, formas de entreno y demas, no le ganaba nadie y dejaría marcas para la HISTORIA.
Una autentica maquina de correr.
Carlos.

manuel binoy dijo...

Gracias por la entrada, amena e interesante; saludos, nos leemos.