martes, 3 de noviembre de 2009

2009 NEW YORK CITY MARATHON (6)

En esta entrada nos centramos en el aspecto meramente deportivo de esta gran aventura, por ser esa la temática del blog, aunque el relato podría extenderse muchísimo, con todas las experiencias vividas en esta ciudad increíble.

El día de la carrera nos pusimos en marcha muy temprano (a las 5:30 horas) para reunirnos con el resto de compañeros a las 6:00 y tomar el metro que nos llevó hasta el punto de salida del ferry, el cual tomamos a las 7:00 rumbo a Staten Island.


Una vez allí, de nuevo cambio de medio de locomoción, para tomar uno de los autobuses habilitados por la organización para llegar al área de salida. Al bajar del autobús, un tramo a pie entre una gran multitud de participantes, lo cual hizo larguísimo el corto trayecto hasta el amplio campo en que se concentraban los corredores. Allí permanecimos hasta el momento de acceder al cajón de salida asignado de acuerdo con nuestro dorsal. A dicho punto habíamos llegado en torno a una hora y media antes de la salida. Minutos antes del cañonazo (previsto para las 9:40 horas) nos dirigimos a nuestro cajón. Lo último antes de ponernos en marcha es la interpretación del himno nacional, unas palabras del alcalde y la presentación de los atletas de élite.

A continuación, todos a correr. Con la célebre “New York, New York”, de Frank Sinatra, a todo volumen, unos 43.000 pares de piernas nos ponemos en marcha, Verrazano Bridge arriba. En estos primeros momentos, noto molestias en el gemelo lesionado, pero procuro no hacerle caso y tiramos para adelante. Mi compañero en carrera es Iván López, de Bembibre (ex campeón de Galicia de duathlon, y campeón de España por equipos, siendo entonces compañero del campeón mundial Javier Gómez Noya), que debuta en marathon y que viene con una preparación de un mes escaso, por lo que hemos decidido antes de salir que pasaremos la media marathon en torno a 1h.35’; sin embargo, el público nos lleva en volandas, y las millas van cayendo con gran facilidad, a un ritmo de carrera muy cómodo. Vamos prácticamente silbando. A mitad de carrera llegamos en 1h.26’.

Poco después, antes de la milla 16 (en Queensboro Bridge, y antes de acceder a First Avenue) tengo que pararme por unos instantes. Esta sería la milla más lenta de todas, pero antes de llegar a la siguiente ya he alcanzado de nuevo a Iván, al que mucha gente anima por su nombre, ya que lo lleva impreso en su camiseta, por encima del dorsal.

Entre las millas 19 y 20, transitando por el Bronx, Iván se está quedando rezagado, y alcanzo a un atleta al que creo haber reconocido en la distancia. Es Juan Carlos Granado, entrenador de la ochocentista Mayte Martínez. Me quedo un rato charlando con él, pero veo que Iván no va a alcanzarnos, así que me quedo hasta que nos agrupamos de nuevo.

En la milla 23 ya estamos en Central Park y nos quedan sólo cinco kilómetros para la meta, pero Iván lo está pasando mal. Hemos hecho toda la carrera juntos y queremos llegar juntos a meta. Me encuentro cada vez mejor y el griterío del público me empuja hacia la meta. En el último tramo de carrera llego a correr sin moverme del sitio hasta que Iván llega de nuevo a mi altura. Cuando queda sólo media milla para la línea de meta, saco la cámara que he llevado encima toda la carrera, y comienzo a grabar al público, que anima todavía con más ímpetu. Cruzamos la meta en 2h.55’:13”, en la carrera en la que más me he divertido en toda mi vida.


Del resto de corredores de El Bierzo, repasamos en primer lugar la actuación de mis dos compañeros de habitación: Gustavo Silván ha sido el mejor clasificado de todos, a pesar de haberse visto perjudicado en la salida, al verse obligado a salir más atrás de lo previsto. Pronto encontró su velocidad de crucero en torno a los 3’:50” por kilómetro, y terminó muy fuerte, a un ritmo en torno a los 3’:30” cada mil metros…

El caso de Eduardo Valcarce merece mención aparte. Como ya había anunciado, su prioridad es preparar la temporada de campo a través, así que en la carrera iba a hacer sólo un entrenamiento, sin intención de llegar a meta. Con ese propósito, el día antes del marathon entrenó por la mañana y por la tarde (en esta segunda sesión le acompañó Gustavo), y ya en el marathon corrió hasta el kilómetro 30 ¡¡¡a un ritmo para acabar en 2h.32’!!! A sus 22 años, Edu ya se ha encargado de enseñarnos que juega en una liga aparte…


Jorge López de la Puente es un gran campeón que ha demostrado que también sabe disfrutar del deporte en su vertiente más popular.

Elóy López Pereira ha hecho un buen debut, siendo capaz de rodar a menos de cinco minutos el kilómetro.

Juan Carlos López González, un atleta de menos de tres horas en marathon, ha tenido que sacar fuerzas de flaqueza para poder terminar, a pesar de sus problemas físicos.

Isaac Balín, Juan Carlos López Rodríguez y Miguel Gallego han añadido otra de las grandes maratones del mundo a su particular currículum.

Mención especial también para el atleta cántabro Roberto Granado, a quien conocimos en la salida, y con quien compartimos un tramo de la carrera. Roberto se mostraba encantado con la experiencia vivida, la cual no dudaba en señalar como la mejor de toda su vida de corredor.

Y nuestra enhorabuena y un saludo afectuoso para los marathonianos de Caravaca, a los que conocimos el día después de la carrera en Broadway.

Por mi parte, antes de viajar tenía muchas dudas, y estaba desmotivado de cara a la carrera, por tener que afrontar esta cita tan importante con una preparación tan precaria, y todavía con dolores; sin embargo, he bajado de largo de las tres horas (creo que podía haber hecho 2h.50’), y esto me deja más que satisfecho. Pero por encima de todo, me quedo con la experiencia. Ya hemos cumplido con esto que todo aficionado al mundillo runner debería hacer al menos una vez en la vida: correr la Marathon de Nueva York.

10 comentarios:

MAKY dijo...

BUENA CRONICA FIUR, ME ALEGRO QUE HAYAS DISFRUTADO TANTO, SALUDA A GUS Y A EDU¡¡¡
NOS VEMOS
BUEN VIAJE

manuel binoy dijo...

Desde el primero hasta el último muchas felicidades y mi más sincera enhorabuena; un abrazo y ánimo de cara al futuro.

media maraton leon dijo...

Os hemos seguido en la distancia por tu blog, el de maky y los periódicos locales. Decir que habeis superado con creces las expectativas,tendreis que repetir, la experiencia lo vale.L.A.

Xosé Manuel Meijome dijo...

Me alegro que disfrutarais y que todo saliera bien.
Un saludo

Crazysoul dijo...

Sin palabras, tremenda envidia, os he vito en la prensa local varis veces y reconozco que me imaginaba con vosotros... Sin duda una experiencia única, correr n una ciudad así y con ese ambiente es el sueño de todo runner, o al menos el mio.
A sisfrutarlo que bien lo mereceis.
Un abrazo.

Carlos dijo...

Yo tambien quiero.... si tenía alguna duda ahora se me han disipado, tengo que ir a NEW YORK,pero antes me gustaría pasarme por la maraton de BERLIN O LONDRES, todo se andará.
Lo mejor de tú crónica es que acabastes con la camará en mano, porfavor pon el video o un tramo de él para que podamos ver lo que se siente entre tanta gente.
Enhorabuena de parte de TARGET 40
Saludos.

jose dijo...

Enhorabuena por la crónica. Veo que habeis disfrutado como enanos y de eso se trataba, encima con buenas marcas.
Buen viaje de vuelta.

Isaac dijo...

Hola Fernando,muy chula la foto del barco.

Recuerdos para todos ya desde la rutina de Madrid, ya estoy pensando en el siguiente...Boston, Londres, Florencia, Atenas...

A ver si nos vemos por el Bierzo cuando volváis.

Que sigáis disfrutando de la Gran Manzana...

Un abrazo,

Isaac

Beni Álvarez dijo...

Increible! Me quedo con la frase "la carrera en la que mas me he divertido". Los pelos de punta leyendo la crónica, simplemente increible lo que habeis vivido!
Enhorabuena a todos de corazón, desde la envidia en el bierzo, jejeje

Quiero ver ese video eh???

Un abrazo amigo!. Beni.

Peter dijo...

Eres un puto crack, si señor... sin mas. Enhorabuena. Pero como C..., se pude correr tanto estando medio lesionado y encima hacer el cabra con un cámara en el km.42...,pa enmarcarlo.