sábado, 11 de abril de 2009

CARRERA DE PASCUA 2009

Cacabelos. Jueves Santo. Se disputa una de las decanas del atletismo y del deporte popular leonés.

La Carrera Popular de Pascua reunió en esta ocasión a cerca de 250 corredores para cubrir una distancia de cerca de 10 kilómetros (los GPS determinaron unos 9.750 metros) en la primera carrera, celebrada a partir de las 11:00 horas, para dejar paso luego a los más pequeños, que se distribuyeron en varias carreras, con distancias diversas de acuerdo con su edad.

El circuito de la prueba de los adultos partía de la Plaza Mayor para realizar una vuelta pequeña que llevaba a los participantes a pasar de nuevo por la salida, y emprender camino hacia la localidad vecina de Quilós, y terminar nuevamente en la Plaza Mayor de la Villa del Cúa.

La mañana fue espléndida en lo climatológico, y la organización correcta, como siempre, con el apoyo de los jueces de la Delegación Leonesa de Atletismo...


La carrera estuvo dominada de principio a fin por los corredores de la zona, siendo el mejor Eduardo Valcarce, con Gustavo Silván y Chus Alonso completando el podium.

En la primera semana de rodajes para comprobar la evolución de mi lesión, y después de dos semanas completas sin correr ni un metro, acudí con la idea de realizar en Cacabelos el rodaje correspondiente a ese día.

Por primera vez tomé parte en una carrera en la que corrí mucho más lento de lo que podía haberlo hecho, y tengo que decir que fue una buena experiencia, sin esa “presión” que nos autoimponemos los corredores para conseguir una determinada marca o puesto en las competiciones.

Por supuesto, el calentamiento no existió (la propia carrera debía ser un calentamiento), y justo antes del pistoletazo de salida me desprendí de la ropa con la que no iba a correr. Salí muy tranquilo, observando cómo me superaban en los primeros metros decenas y decenas de corredores, y así “aguanté” lo que pude. No obstante, en carrera iba viendo delante de mí a grupos en los que se integraban muchas caras (en este caso espaldas) conocidas. Con un pequeño cambio de ritmo les alcanzaba, para darles un poco de conversación, y para ayudarles a mantener el ritmo, hasta que decidía irme a por el siguiente grupo. Así transcurrió, a nivel personal, la prueba, pasando por el kilómetro 5 a una media de 3’:53” cada mil metros. El segundo tramo fue más rápido, arrojando al final de la prueba un ritmo de 3’:48” por kilómetro.

En resumen, que ni salí a competir ni hice el rodaje “tranquilo” que pretendía…

Clasificación

Imágenes

No hay comentarios: