lunes, 27 de octubre de 2008

MARATHON DE FRANKFURT

Gran carrera de mi amigo y compañero de competiciones Manolo Rabanal.

Después de varios intentos, en los que no había conseguido traducir su gran calidad en una marca de relumbrón en marathon, por fin le llegó su momento. El día 26 de octubre, Manolo se clasificó 32º en la Marathon de Frankfurt, con una marca de 2h.27':09".

El leonés de La Robla planteó una táctica de carrera impecable: conocedor de su buen estado de forma, salió un poco "retenido", a un ritmo de entre 3':30" y 3':33" cada mil metros, pasando el 1/2 marathon en 1h.14':21". A partir de ahí, fue aumentando el ritmo progresivamente, ganando varios puestos en el tramo final de la carrera, finalizando los últimos kilómetros a un ritmo de 3':20".


La prueba fue ganada por el desconocido keniano Robert Kiprono Cheruiyot, que con una gran crono de 2h.07':21" batió el récord de la prueba en su primer marathon.

También tomaron parte algunos nombres ilustres del marathon, como el también keniano Japhet Kosguei, atleta que, una vez superados los 40 años de edad, anda a la conquista de la mejor marca mundial de veteranos, de la cual no anduvo muy lejos en esta ocasión (6º, 2h.09':24"). Recordemos que este atleta ganó, entre otros, el Marathon de Rotterdam '99, carrera en la que fue 2º Fabián Roncero con 2h.07':23", entonces récord nacional. También participó el ex-recordman mundial de 3.000 metros obstáculos, Wilson Boit Kipketer (16º, 2h.14':05"), así como sus compatriotas Vincent Kipsos (9º, 2h.10':23") y William Kiplagat (10º, 2h.10':53"), ambos acreditados con marcas sub-2h.07'.

Pinchando aquí podemos ver el vídeo de la llegada de Manolo.

1 comentario:

TRASTO dijo...

Buenas, la verdad que la tactica de carrere no fue tan buena, sali demasiado lento, iba incomodo, pudo ser por no poder calentar, no se!, el caso es que termine muy fuerte eso es verdad, y las sensaciones fueron inmejorables, solo decir que al final se me hizo hasta corto... Una pena del dia que nos toco, mucho viento, pero no nos podemos quejar, haber para la proxima, un saludo,
manolo